Hay un asiento libre, pero ella no se va a sentar y él sabe por qué

Compartir:
  

Tags: , , ,

Descripció:

Muchas veces creemos que discriminar es llamar “negro” o “gordo” a otra persona, bueno en realidad hay una discriminación que es más peligrosa que la verbal y explícita, y es la que se encuentra en nuestra conciencia. Como seres humanos todo el tiempo estamos tomando decisiones y tomar decisiones implica juzgar, es algo innato, algo a lo que no podemos escaparle. Pero a lo que sí podemos escaparle es a nuestros pensamientos discriminatorios. ¿Cómo? olvidándonos de los estereotipos y reconociendo que esa decisión (discriminación) que realizas en tu conciencia está errada, no dejes que ese hombre invisible de traje te dicte cómo pensar acerca de las personas.